Foro Facebook Twitter Youtube RSS Contactar
La técnica Lipoláser
corrige forma y volumen corporal.
Lipoláser se realiza
con anestesia local.
El resultado estético de Lipoláser se basa en la
reducción de volumen y la contracción complementaria de la piel.
La recuperación con Lipoláser
es más cómoda y más corta.
Los resultados con Lipoláser
son altamente satisfactorios y naturales.
  

La Lipoescultura Clásica

La Lipoescultura Clásica es una técnica eficaz y segura para la corrección de forma y volumen corporal. Conozcamos su historia, cómo ha evolucionado en los últimos años, en qué zonas se aplica y el tiempo necesario de recuperación.

¿En qué consiste la lipoaspiración?

La lipoaspiración es una técnica que fue descrita por el Dr. Illouz en Francia en 1977. Es una de las técnicas quirúrgicas relacionadas con la cirugía estética con más trascendencia en los últimos 30 años.

En qué consiste la lipoaspiración o liposucción

Conceptualmente consiste en la eliminación de parte de la grasa localizada mediante la introducción de cánulas bajo la piel a través de unas pequeñas incisiones con la intención de aspirar parte del tejido graso sobrante de forma selectiva. Obteniéndose así un una corrección evidente del perfil corporal con satisfactorios resultados estéticos.

Lipoaspiración con infiltración tumescente

Hay que recalcar que la liposucción no es una técnica para adelgazar, es una técnica para corregir deformidades poco dependientes de la dieta, el peso y el ejercicio. Los candidatos ideales a la lipoescultura son los que están en un peso normal y presentan un área especialmente cargada de tejido graso que le confiere cierta deformidad.

La ventaja de esta técnica es que permite remodelar de forma intensa la silueta y corregir los excesos de volumen localizados que la perjudican estéticamente.

Tipos de técnicas de lipoescultura

La realización de la liposucción en los planos más profundos producía resultados irregulares y la aparición de la lipoescultura con infiltración tumescente permitió que los resultados fueran más estéticos y seguros.

Después de que la técnica se consolidara,  han surgido a lo largo de años, complementos quirúrgicos de carácter técnico que han permitido depurar aún más la técnica como la vibrolipoescultura, la WAL (Water Assisted Lipoesculture) o la lipoescultura ultrasónica.

Vibrolipoescultura

La Vibrolipoescultura es un método que apareció en torno al año 2000 como un concepto de liposucción asistida. La vibrolipoescultura fue concebida con el objeto de facilitar la actuación médica, disminuyendo de manera significativa el esfuerzo del cirujano, permitiendo una mayor precisión en zonas de difícil acceso o con gran fibrosis (liposucciones secundarias o de varones por ejemplo).

Funciona con un motor neumático accionado por aire comprimido que dota a la cánula de un triple movimiento en las tres direcciones del espacio: vaivén, rotación y vibración. Como resultado de estos tres movimientos se genera una trayectoria helicoidal que va a emulsionar la grasa a la vez que es aspirada por la cánula.

WAL (Water Assited Lipoesculture)

La Water Assisted Lipoesculture (WAL), es la forma de realizar la liposucción aprovechando la capacidad de disrupción del tejido graso que posee el agua emitida a alta presión en el interior del tejido graso.

Tipos de técnicas de lipoescultura

El chorro de agua a presión que emite el extremo terminal de la cánula va emulsionando y desbridando el tejido graso. Así, la presión aspirativa permite remover todo el material graso destruido. Una de las grandes ventajas que tiene esta técnica es que precisa un nivel de infiltración tumescente de menos de la mitad que con las técnicas anteriores, debido a que el efecto del chorro de agua a presión es menos traumático y molesta menos. Se afirma que esta vía de realizar lipoescultura permite obtener mejores resultados y es posible que así sea, pero la lipoescultura, además de ser una técnica quirúrgica, es un arte y el resultado estético depende fundamentalmente de la sensibilidad estética del cirujano y de su habilidad quirúrgica.

Lipoescultura Ultrasónica

La Lipoescultura Ultrasónica es un planteamiento que apareció de la mano del Dr. Zocchi, basada en la introducción de cánulas dotadas de un emisor de ultrasonidos en el extremo terminal por el que se introducen las ondas ultrasónicas en el seno del tejido graso emitiendo a una longitud de onda que produce resonancia con el tejido graso. Esta vibración mecánica destruye el tejido parcialmente al tiempo que la misma cánula aspira el material graso destruido de forma simultánea.

Es importante cuidar el efecto térmico que puede conducir a quemaduras en las incisiones de entrada para introducir la cánula pues la vibración continuada de la cánula puede quemar la piel en los alrededores de la incisión y también es necesario controlar la posibilidad de que se produzcan quemaduras o erosiones en el área lipoaspirada.

La Lipoescultura Ultrasónica es un procedimiento médico

Se han descrito casos de resultados estéticamente muy satisfactorios que al cabo de uno o dos meses cursaban con un nivel de flaccidez importante como si la piel fuera incapaz de contraerse y adaptarse al nuevo contorno.

Hay cirujanos que son auténticos defensores de la técnica porque con ella obtienen excelentes resultados y otros sin embargo la han descartado por los problemas descritos.

¿En qué consiste la intervención de lipoescultura?

En cualquiera de las versiones de la liposucción se debe realizar una serie de pasos obligados:

  1. Información detallada y estudio de la indicación de la técnica para el paciente y de las expectativas reales de resultado. Explicación de los cuidados preoperatorios, prescripción de las pruebas preoperatorias que definen al paciente como paciente ASA I (bajo riesgo quirúrgico por su buen estado de salud).
  2. Consultas prequirúrgicas en las que el cirujano debe valorar la capacidad de elasticidad de la piel del paciente, explicarle otras posibles alternativas quirúrgicas o no quirúrgicas que pueden ser necesarias de forma concomitante con la lipoescultura cuando el excedente de piel es marcado (ya que la capacidad de contracción de la piel con esta técnica es inferior a la que se consigue con lipoláser). El paciente debe quedar informado de que puede ser necesario realizar una abdominoplastia complementaria o un minilifting crural.
  3. Estudio fotográfico preoperatorio que permita objetivar posteriormente los resultados.
  4. Preparación del ambiente quirúrgico. La técnica debe realizarse siempre en ambiente quirúrgico, en quirófano habilitado y completo. La liposucción debe realizarse en un ambiente quirúrgico estéril y por un cirujano cualificado. De esta forma es una técnica muy segura, aunque excepcionalmente pueden presentarse complicaciones.

     Quirófano para lipoescultura clásica

  5. Marcaje en posición de bipedestación de las zonas que deseamos corregir con la lipoescultura, marcando tanto las zonas de máxima proyección de la deformidad como sus degradados y las zonas donde será interesante realizar un lipofilling (aspiración de pequeña cantidad de grasa) complementario para mejorar el resultado estético, valorar asimetrías y depresiones.
  6. Sedación superficial del paciente para proveerle de suficiente confort en la fase de infiltración anestésica. Monitorización y colocación de vía periférica.
  7. Realización de varias incisiones de 4-5 mm en los puntos de entrada necesarios para trabajar desde distintos ángulos cada zona y poder obtener así un resultado más homogéneo.
  8. Infiltración anestésica tumescente para obtener el efecto de tensado, vasoconstricción y analgesia durante la lipoaspiración.
  9. Canulado y desbridado con emulsión y aspiración de parte del tejido graso, ayudado o no por cualquiera de los sistemas mencionados anteriormente mediante la realización de un trabajo en forma de estrella, avanzando y retrocediendo en abanico desde la apertura cutánea hasta el máximo de longitud que permita la cánula.

     Cirujanos realizando una liposuccion

  10. Homogenización del resultado. Es necesario abordar cada una de las zonas a lipoaspirar desde varias incisiones con el objetivo de cruzar los recorridos que realiza la cánula en una y otra dirección para homogeneizar el resultado. De forma que el trabajo real que se realiza bajo la piel tiene una estructura de malla entrecruzada.
  11. Cierre de las incisiones y colocación de una prenda de compresión. Una vez valorado que la corrección es la deseada, se cierran las entradas cutáneas con steri-strip o bien se coloca en su interior un drenaje de Penrose para facilitar la salida de los líquidos excedentes, y se coloca una prenda de compresión que deberá emplear un mínimo de 2 semanas según el criterio del cirujano, pudiendo llegar a 4 semanas.

Todo el proceso descrito anteriormente ocupa un tiempo quirúrgico aproximado de 2 horas y muy variable dependiendo de la combinación de zonas a lipoaspirar que haya definido el cirujano de acuerdo con el paciente.

¿Cuáles son las características del post-operatorio de la lipoescultura?

El paciente deberá permanecer una noche ingresado o no a criterio de su cirujano en función de lo intensa que haya sido la cirugía, la cantidad de grasa aspirada, el balance de líquidos infiltrados y otros criterios de valor.

Es habitual que el cirujano paute la toma de un antibiótico con fines de profilaxis de la infección durante una semana y algún antiinflamatorio y analgésico para los primeros días del postoperatorio.

Características del postoperatorio de la lipoescultura

Normalmente el paciente debe ser revisado tras los inmediatos 4-5 días y es el cirujano quien define cuándo puede empezar a realizar tratamientos de drenaje del tipo de masaje linfático tipo Vodder o presoterapia neumática, que van a colaborar sensiblemente en acortar el periodo de recuperación del paciente.

Los tejidos edematizados se benefician sensiblemente de los tratamientos de drenaje, pero aún así es importante que el paciente conozca que existe un cierto componente de edema residual que acompaña al fenómeno cicatricial que se produce bajo la superficie de la piel y que es necesario esperar a que transcurran 3 meses para realizar la valoración definitiva del resultado de la lipoescultura.

Es importante destacar que si bien el edema residual puede tardar semanas en desaparecer, el paciente normalmente se incorpora a su vida normal a los 7 días de la lipoaspiración con una actividad normal salvo la realización de ejercicio físico intenso que podrá realizar al mes.

¿Qué áreas pueden ser remodeladas con lipoescultura?

Principalmente, las zonas intervenidas con lipoescultura son glúteos, muslos, trocánteres, costados, caderas y abdomen. Pero también pueden otras zonas como la ginecomastia en el varón, la papada o los brazos.

Áreas que se pueden remodelar con lipoescultura

Abdomen:

La zona abdominal acumula grasa fácil de aspirar porque contiene menor cantidad de tejido fibroso. Normalmente se realiza una incisión a nivel de la concavidad del ombligo y dos a nivel del nacimiento del vello del Monte de Venus o Monte de Marte, pues se trata de una de las zonas que más frecuentemente se realizan los varones.

En ocasiones es necesario lipoaspirar la region supraumbilical que tiene una capacidad de contracción y retracción muy limitada y que sólo es recomendable lipoaspirar cuando el volumen de grasa a eliminar es importante. También es frecuente realizar el abdomen en combinación de los flancos y la cintura para definir completamente el contorno corporal del tercio medio del cuerpo.

Flancos o costados:

Junto con el abdomen es la zona más lipoaspirada para el varón. La mujer también se realiza esta zona con frecuencia, pues confiere un alto grado de esbeltez. Es una de las zonas más fáciles de lipoaspirar y de resultado estético seguro y también es una zona de postoperatorio poco dolorosa.

Abdomen, flancos y glúteos se pueden remodelar con lipoescultura

Glúteos:

Embellecer el glúteo mediante el tallado de su contorno con lipoescultura es uno de los mayores retos del cirujano cuando enfoca la cirugía. La respuesta de la contracción cutánea de la zona debajo del pliegue glúteo es muy importante para que el resultado sea estético. La lipoaspiración de la nalga en sí misma se evita casi siempre porque es fácil alterar su redondez.

Otras áreas que pueden ser sometidas a la lipoescultura

En ocasiones, el tratamiento de las áreas complementarias a la zona principal que requiere la mayor corrección supone la lipoaspiración complementaria de poca cantidad de grasa pero de un gran valor estratégico en el resultado, pues colaboran sensiblemente a que el resultado estético finalmente sea mucho mejor.

Estas zonas han sido descartadas tradicionalmente de las lipoesculturas estándar y hoy en día sin embargo se les presta mucha atención.

Cara Interna de Muslos

Es importante que la piel no presente antes de la realización del procedimiento flacidez. Es una zona delicada porque es una zona con una dermis muy fina y con una capacidad de contracción que en es poco previsible.

Ópticamente es fundamental corregir la cara interna de los muslos si deseamos producir el efecto de alargamiento de una pierna parcialmente gruesa. Normalmente se realiza el abordaje a nivel inguinal y a nivel del pliegue subglúteo en su borde más medial.

La cara interna de los muslos y la cara interna y anterior de las rodillas se pueden tratar con lipoláser

Cara Interna y Anterior de Rodillas

Junto con la aspiración de la cara interna de muslos, es el área cuya corrección confiere más sensación de esbeltez después de la corrección de los trocánteres. Se debe trabajar con cánulas finas y buscar un resultado de la aspiración muy homogéneo escondiéndose las incisiones en pliegues naturales de la piel de la rodilla o en su cara interna.

Brazos

La aparición de lipodistrofia en los brazos es una cuestión de cronología. Cuando una paciente tiene tendencia a sufrir lipodistrofia, es frecuente que aparezca en los brazos como tercer o cuarto lugar de implantación. Es importante realizar una lipoescultura muy homogénea, pues es un área cuyas irregularidades resultan muy evidentes. Los brazos no deben presentar flacidez para poder realizar el procedimiento con éxito. Normalmente se realiza una incisión a nivel del pliegue axilas y otra incisión por encima de la altura del codo, en la cara interna.

Área G

Es el área interpuesta entre el muslo y el glúteo, es un área triangular que marca y define la estructura del glúteo en los bordes laterales externos y cuyo tallado confiere a los glúteos una forma recogida de pera que resulta más atlética. Se realiza con frecuencia cuando se realizan lipoaspiraciones de glúteos y/o cartucheras.

 Los glúteos también pueden ser remodelados con lipoescultura

Área Sacra

Si el área sacra está engrosada por acúmulo graso, una reducción de su proyección al tiempo que se realiza el tallado y el remodelado de los glúteos participa sensiblemente en la obtención de unos glúteos más armónicos y esbeltos.

Tobillos y Gemelos

Se realizan en pocas ocasiones debido a que su recuperación es bastante más lenta. Se lipoaspiran los tobillos y gemelos para la corrección de las piernas en columna y para conferirles el contorneado estético que precisan se puede realizar una aspiración de toda la zona gemelar buscando más corrección en las zonas próximas a los maleólos. Requiere una destreza y delicadeza quirúrgica mayor y cursa con una fase inflamatoria y edematosa más intensa debido al éxtasis venoso favorecido por el proceso inflamatorio.

Papada

La capacidad de contracción de la piel del área submentoniana permite que se readapte con solvencia después de la realización de una lipoaspiración. Es una zona delicada por la importancia de las estructuras anatómicas subyacentes y es importante realizar un trabajo homogéneo y respetuoso con la piel. Es una de las zonas que más frecuentemente se operan los varones.

La papada es una zona delicada en la que se puede realizar lipoescultura